🤢 ¿Tienes un amigo al que le da duro el guayabo? 🤢

Dormir bien depende de muchos factores: el tipo de colchón que usas, tus hábitos de alimentación, el entorno, tu salud emocional, entre otros. Por eso, el mundo BOXI ha diseñado esta guía para que puedas disfrutar al máximo tu colchón y le des vuelo a tus sueños.

El descansar mejor requiere de todo un proceso. Si no puedes, te cuesta mucho quedarte dormido o te despiertas muchas veces en la noche, no te levantas lo suficientemente descansado o simplemente quieres mejorar la calidad de sueño, a continuación, te damos unos consejos fáciles que pueden hacer la diferencia

1. Prepara tu refugio

Para descansar correctamente, el mejor lado de la fuerza es el lado oscuro. La oscuridad completa es esencial, porque sin ella no hay producción de las principales hormonas encargadas del sueño: la Melatonina y la Serotonina. Por eso, asegúrate de dormir en un lugar sin luz y preferiblemente silencioso.

2. Modo avión

No es un mito, los campos electromagnéticos cerca a tu cabeza afectan enormemente la calidad del sueño. Por eso, aunque no sea fácil, aprende a alejar el celular de tu cuerpo mientras duermes o ponlo en modo avión.

Es obvio que algunos mensajes son importantes, pero lo es más poder dormir de manera continua. Además, si duermes seguido toda la noche puedes responder de manera más inteligente los mensajes cuando despiertes.

3. Nada de galguerías, alcohol o café

Consumir dulces y bebidas como alcohol o café antes de dormir afecta las fases del sueño. Estos alimentos son de difícil metabolismo e impiden que alcancemos un sueño profundo.

Aunque el alcohol induce el sueño, no permite que este sea placentero y continuo; y en algunas personas el café tiene efectos muy prolongados, lo que imposibilita el dormir incluso mucho tiempo después de beberlo.

4. Que el calor no se escape

En las noches, la temperatura corporal disminuye considerablemente, sobre todo la de las extremidades inferiores. Por eso, asegúrate de calentar tus pies antes de dormir, bien sea con unos calcetines o tomando un baño caliente.

Lo importante siempre, es encontrar el punto medio, tampoco es agradable dormir muy abrigados al punto de parecer en clima caliente.

5. Cero estrés

Lo más importante para lograr una buena noche es la disposición a hacerlo, las ganas; por eso, el primer paso es disminuir la tensión física y mental con alguna actividad específica. Esta actividad es la que tú elijas y con la que te sientas cómodo, por ejemplo: ver un capítulo de tu serie favorita, leer un libro, escuchar música, entre otras. De esta manera, logras la relajación necesaria para conciliar el sueño.

6. Como un relojito

Aunque no lo creas, para el sueño el cuerpo también adquiere costumbres que es importante conservar durante periodos largos de tiempo. Por eso, intenta siempre ir a la cama a la misma hora para que tu cuerpo asuma un ritmo de sueño y le sea más fácil quedarse dormido y despertarse en la mañana.

7. Un despertar amable

Nada más aterrador que un despertador escandaloso. Intenta despertarte espontáneamente con la luz del sol o con música agradable.

8. Hábitos saludables

Existen algunos hábitos adicionales que nos dan un mejor potencial para dormir. Tales son: consumir frutas y proteínas, hacer ejercicio regularmente e incluso aprender a distribuir mejor el tiempo durante el día para darte el descanso que mereces y quieres durante la noche. ¡Dormir es gratis!

 

Puede interesarte: Un colchón para dormir mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *