Colchones ortopédicos: los mitos y afirmaciones más comunes que debes conocer.

Colchones ortopédicos mitos
Lo que debes saber sobre los colchones ortopédicos.

Comprar un colchón es muy parecido a comprar un automóvil. Comparar las características y el precio de una marca a otra es un desafío porque hay muchas variables. Resorte interior o látex, orgánico o natural; las combinaciones son infinitas. Una de las opciones que da el mercado son los colchones ortopédicos. Como sabemos que comprar una cama nueva no es una cosa frecuente, y la curva de aprendizaje para entender el funcionamiento de los colchones ortopédicos siempre tendrá algunas variables. A continuación, te repasamos algunos mitos frecuentes al momento de su compra.

Mito número 1: los colchones ortopédicos son mejor para tu espalda

Para minimizar el
dolor y la incomodidad y ayudar a que tu cuerpo se relaje en la recuperación en un sueño regenerativo, necesitas un colchón que se adapte a tus posiciones de
sueño favoritas. Por esta razón, debes analizar muy bien tu forma de descanso. Regularmente siempre
encontrarás 3 categorías.

Los colchones blandos
que tienden a adaptarse a tu cuerpo, pero no brindan un soporte uniforme en
todo el cuerpo.

Los colchones de
firmeza media, que ofrecen más confortabilidad y soporte.

Los colchones de alta firmeza. Son recomendados para personas de alta masa corporal y también para camas donde dormirán diferentes personas.

Mito número 2: los colchones ortopédicos se usan bajo recomendaciones médicas

Cuando se compra un colchón ortopédico a un fabricante confiable, se garantiza un apoyo avanzado para el sueño. Esto teniendo en cuenta la fisiología del cuerpo humano. Es importante que identifiques si tienes un problema crónico, o si es un tema postural. No compres un colchón ortopédico solo porque alguien más lo tiene, es necesario que encuentres el colchón perfecto para tu espalda, hombros y mente.

Mito número 3: los colchones ortopédicos son muy cómodos y por eso no interrumpen tu sueño

Lo más importante de un colchón es que se acomode a la forma. El cuerpo responde a la presión sobre su columna vertebral lo que obliga a cambiar inconscientemente a un lugar diferente. Esto se repite a lo largo de la noche y definitivamente causa perturbaciones en el sueño. Un colchón anatómico reduce los cambios de posición al dormir, lo que resulta en un sueño reparador.

Mito número 4: los colchones ortopédicos tienen ajuste
perfecto desde la primera vez que duermes sobre ellos

La mayoría de las personas necesitan al menos un mes para ajustar sus cuerpos a una nueva superficie para dormir. Teniendo en consideración cuánto tiempo pasamos en la cama en un período de 24 horas, no es de extrañar que nuestros músculos y articulaciones tengan un recuerdo del colchón anterior. Con el tiempo se encuentra el lugar más cómodo en el nuevo colchón. Ten en cuenta cual es realmente la firmeza que necesita tu descanso.

La mejor opción siempre será comprar un colchón que permita que tu cuerpo se alinee correctamente en una posición ergonómica. Como resultado, reduces las posibilidades de desarrollar diversas afecciones de salud causadas por la falta de sueño. Esto siempre será mejor que ahorrar dinero comprando un colchón que conduce a problemas a largo plazo.

Por eso en Boxi creamos el colchón perfecto para todos.

Bibliografía

Pramod Kerkar, 2018. Pain Assist, “Benefits of Orthopedic Mattress on
Health & its Disadvantages”, Recuperado de https://www.epainassist.com/articles/benefits-of-orthopedic-mattress-on-health-and-its-disadvantages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *