Descanso: clave para ser más productivos en el trabajo

Muchas veces subestimamos la importancia del descanso en nuestra vida laboral. Pensamos que el tiempo dedicado a dormir es improductivo porque resta horas activas al trabajo. ¿ Pero que tan activos estamos cuando no tenemos horas suficientes de sueño?

Es importante que entendamos que no disponer de las horas de descanso y sueño indicadas puede afectar considerablemente la productividad en nuestro trabajo, independiente del oficio que desempeñemos. Además de acarrear problemas físicos y psíquicos significativos; que afectan de forma directa tanto la vida personal como laboral de las personas.

Según un estudio de la Universidad de Cambridge, dormir menos de 6 horas al día reduce la eficiencia en el trabajo. Y lo hace más que otras actividades, como por ejemplo, fumar o beber. Es decir, un descanso correcto equivale a equipos más productivos, mejor ambiente de trabajo y mejores resultados. Cuando no hay descanso suficiente, corremos el riesgo de sufrir de agotamiento laboral mejor conocido como el síndrome de burnout.

Este síndrome genera mucha frustración al no poder completar las tareas del día, pero además aumenta los niveles de estrés que tienen los días laborales para muchas personas.

Descanso productivo

En definitiva es muy válida la premisa de que si no hay un buen descanso, el rendimiento es muy bajo. Por ello es fundamental encontrar un equilibrio adecuado entre el estrés y el descanso. Es la mejor manera de evitar el agotamiento laboral. Necesitamos dormir para pensar con claridad, reaccionar con rapidez y crear recuerdos.

 

Descanso y sueño reparador

A pesar de que el sueño es una de las necesidades más básicas del cuerpo humano, en muchas ocasiones pasa a un segundo plano. Y esto es debido a las obligaciones de la vida diaria. En varios estudios se señala que tener menos horas de descanso, puede ocasionar severos problemas de salud; como la obesidad, las enfermedades cardíacas, la diabetes o la pérdida de la memoria, entre otras.

Un panel de expertos en sueño de la National Sleep Foundation, afirma que entre las recomendaciones para tener un descanso saludable es primordial:

  • Mantener un horario de sueño.
  • Hacer ejercicio físico diariamente
  • Asegurar condiciones óptimas de temperatura, ruido y luz en el dormitorio.
  • Escoger un colchón y una almohada cómodos.

 

Un buen colchón: un excelente descanso

Cuanto más profundo y sin interrupciones sea el dormir, mayor será el efecto reparador y renovador del sueño. Un buen colchón ayuda a descansar como es debido, pues no tendremos que cambiar de posición y entorpecer la fase del sueño. Así que, al escogerlo, debemos pensar en la calidad y el confort.

Construimos una guía con tips esenciales para que escojas el colchón que te asegure tener sueños perfectos.

 

Y teniendo un buen colchón, ¿cuántas horas de descanso necesitamos?

La cantidad de horas de sueño necesarias varía según la persona y cambia a lo largo del ciclo de vida. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona adulta debe dormir de 7 a 8 horas diarias. Esto para lograr un correcto desarrollo de funciones habituales, como tomar decisiones, hacer razonamientos lógicos y tener mayor motivación; además de mantener los niveles de energía y hacer un mejor manejo de relaciones humanas.

Con estos consejos, puedes mejorar notablemente tu descanso. Para eso, revisa cuáles son tus hábitos actuales en relación a esto; y empieza a poner en práctica estos tips para descansar mejor.

Si sientes que no estás descasando lo necesario, que tus días son más largos de lo esperado, te invitamos a tomar nuestro test del sueño para encontrar las causas de la ausencia en tu descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *